Todo pareció indicar que a muchos de los alumnos les afectó el cambio de horario, ya que eran las 11 y fueron llegando poco a poco. Otros optaron por ir al Ceremonia. Sin embargo, Arturo J. Flores supo muy bien aprovechar el tiempo y platicó con sus alumnos sobre lo ocurrido en el Ceremonia, muchos opinaron.

En esta sesión se habló sobre la música electrónica. La primera parte de la clase estuvo a cargo de Arturo J. Flores, editor de Playboy México. Puso a sus 11 alumnos a ver un documental titulado RIP! A remix Manifesto, cinta cinematográfica del director Brett Gaylor.

En RIP! A remix Manifesto, Gaylor explora un perfil de los derechos de autor en la era de la información. Se basa en el trabajo del músico Gregg Gillis (Girl Talk). Trata de buscar los límites entre la piratería y la posibilidad de crear una obra artística sobre la base de otras. Girl Talk se dedica a hacer mashups o Bastard Pop, es decir, corta y editar pequeños muestreos de canciones para lograr obras distintas a las piezas musicales originales.

El documental RIP! A remix Manifesto es narrado en primera personal e introduce temáticas en torno a un manifiesto de cuatro puntos que explica a lo largo de los 80 minutos:

  • La cultura siempre se construyó basada en el pasado.
  • El pasado siempre intenta controlar al futuro.
  • El futuro se está volviendo menos libre.
  • Para construir sociedades libres es necesario limitar el control del pasado.

En la segunda parte de la clase, Arturo entrevistó a Bishop, músico y productor especializado en el ámbito de la música electrónica. Le preguntó sobre sus influencias musicales y en la escritura, así como del desarrollo de la música electrónica en México.

Algunas declaraciones que hizo Bishop fueron: “No hay nada mejor que escribir porque tus cinco sentidos se concentran”. “No hay una escena. Hay muchas escenas”. “Todos somos músicos”.

Después de la mini entrevista de Arturo, los alumnos se mostraron muy participativos y alzaron sus manos para preguntar. Absolutamente todos hicieron al menos una pregunta. Bishop les respondió todo. Utilizó algunos tecnicismos sobre música electrónica, pero se los explicó de manera sencilla.

Bishop insistió que los diversos géneros de música electrónica están vinculados con las cuestiones sociales del lugar donde se originaron. Aconsejó a los alumnos, en caso de entrevistar a algún DJ, hacerle preguntas sobre el origen de los géneros. Bishop agradeció todas las preguntas y por cuestiones de logística, la clase tuvo que terminar a las 4 en punto, de lo contrario, Bishop hubiera seguido respondiendo preguntas. Al final de la clase, un trío de alumnos lo abordaron y continuaron platicando con él.

You may also like

Sesión 11: Cultura musical y Hip Hop
Sesión 10: Hip Hop y universo digital
Sesión 9: La música en el universo digital. Utilizar internet para hablar de música

Carlos